Ogassa hace mucho tiempo que sufre problemas de cobertura móvil. Sin ir más lejos, antes de Semana Santa estuvieron siete días totalmente incomunicados y otros sufrieron cortes de cobertura cada dos por tres. Lo más surrealista de todo ello, sin embargo, es el motivo que provoca que Ogassa tenga estos problemas: resulta que un árbol que está en una propiedad de “Sant Joan de les Abadesses” hace efecto pantalla y no deja pasado la señal de la antena de Movistar que hay unos metros más allá, y su propietario se niega a cortarlo porque es un árbol centenario. La cuestión es:

¿quién estaba antes, la antena o el árbol?

El alcalde de Ogassa, José Tremps, también se mostraba muy sorprendido “pero es lo que nos han dicho desde Telefónica“. Explica que durante quince días tuvieron muchos problemas de cobertura móvil y cuando parecía que ya tenían “sólo podías hablar durante un minuto para que la llamada se cortaba de golpe“. Como en otras ocasiones, Tremps pidió explicaciones a Telefónica y tanto los técnicos como el responsable de relaciones internas le confirmaron que el árbol, que está ubicado en un terreno privado en la zona de la estación de San Juan, es el problema. “Según me dijeron, tanto por palabra como por escrito, es que este árbol hace de pantalla y no deja pasar la señal hacia Ogassa“, explica Tremps, “teniendo en cuenta que ahora todavía no tiene ni hojas“. El alcalde de Ogassa también se pregunta extrañado “¿cómo es que no lo previeron antes los de la compañía telefónica?“. Aún así, tanto el propio alcalde como Telefónica se dirigieron al propietario del árbol pantalla y le pidieron que lo cortara, con el objetivo de solucionar el problema de cobertura de Ogassa. El propietario, sin embargo, les dijo que no, porque el árbol es centenario y para él tiene mucho valor.

Finalmente Movistar ha optado por levantar la antena un poco y que de esta manera se consiga que la señal pase por encima del árbol y, por tanto, pueda llegar correctamente a Ogassa y los vecinos del pueblo puedan tener cobertura móvil sin problemas. Temples, sin embargo, se muestra preocupado “porque cuando crezca un poco el árbol, nos volveremos a encontrar con problemas“. Por tanto, entiende que por el momento la solución por la que ha optado Telefónica no es la definitiva. “Lo que se debería hacer es mover la antena de lugar y ya estaría“, apunta el alcalde.

Fuente: El9nou.cat

Foto: Albert Llimós

Shares

Pin It on Pinterest

Shares
Share This